Postoperatorio de desprendimiento de retina: cuidados después de la cirugía

El postoperatorio del desprendimiento de retina dependerá del procedimiento aplicado por el oftalmólogo para tratar al paciente. En la mayor parte de los casos estas intervenciones son consideradas tratamientos de urgencia.

¿Cómo se decide el tratamiento más adecuado para cada caso?

En los casos en los que el paciente sufre desprendimiento de retina, las indicaciones del oftalmólogo para los días posteriores a la consulta o, en su caso, al tratamiento, ya sea este quirúrgico o no, dependerán del tipo de tratamiento indicado por el médico especialista, por lo tanto, el postoperatorio del desprendimiento de retina, variará en función del tratamiento aplicado.

El tipo de intervención elegida por el oftalmólogo dependerá de la gravedad, del grado y de la fase en la que se encuentre el desprendimiento. En algunas ocasiones, el paciente deberá someterse a tratamiento quirúrgico con urgencia.

Desprendimiento de retina

¿Cómo es el postoperatorio del tratamiento con láser y de la crioterapia?

La técnica más utilizada por los oftalmólogos especializados en retina, sobre todo cuando existe un desgarro o agujero en la retina y todavía no se ha llegado a producir desprendimiento es la fotocoagulación con láser. Gracias a la utilización del láser se sellan estas roturas.

En estos casos también es habitual el uso de la crioterapia en la que, con la aplicación de frío, el tejido se congela cicatrizando la rotura retiniana.

Estas suelen ser las indicaciones postoperatorias para este tipo de tratamientos:

  • El tiempo necesario para que el láser o el frío (crioterapia) produzca una cicatriz en la retina es de entre una semana y diez días que, por tanto, es el tiempo que dura el postoperatorio. Durante este periodo, el paciente deberá estar en reposo siguiendo las indicaciones del cirujano.
  • A veces, mientras se consolidan estas adherencias, es necesario que el oftalmólogo sostenga la retina mediante la inyección en el ojo de una burbuja de gas, líquidos pesados o de una banda de silicona. Cuando el oftalmólogo emplea el gas en este tipo de tratamiento, el paciente deberá guardar una postura postoperatoria (normalmente deberá estar boca abajo) hasta que el gas introducido desaparezca.
  • En los casos en los que se emplea gas, es más que probable que la visión no sea buena hasta que este desaparezca.

¿Cómo es el postoperatorio de una vitrectomía?

Los casos más complicados de desprendimiento de retina se tratan con una técnica quirúrgica denominada vitrectomía que consiste en extraer el humor vítreo de la cavidad ocular y sustituirlo por otro material (una solución salina, aire, gas o incluso aceite de silicona).

  • La recuperación total o parcial de la visión tras una vitrectomía se suele experimentar tras los primeros 6-12 meses de la operación. Esto dependerá de la complejidad del desprendimiento tratado.
  • Durante el postoperatorio, el paciente deberá seguir las indicaciones del cirujano, que variarán en función del procedimiento y los materiales utilizados.
  • Es habitual el uso de determinados medicamentos antibióticos o antiinflamatorios.
  • El médico también puede recomendar al paciente que mantenga una determinada postura o no viajar en avión.
  • Si el médico ha utilizado aceite de silicona para aplicar la retina puede que sea necesaria una segunda intervención para extraerlo unos meses después.

¿En qué casos debe adoptarse la postura boca abajo para la recuperación de una cirugía de retina y en qué consiste?

El paciente deberá mantenerse boca abajo cuando su cirujano haya colocado una burbuja de gas intraocular durante la cirugía.

Esta posición permite que la burbuja flote en la posición correcta manteniendo la retina en su lugar para que cicatrice correctamente.

Poco a poco la burbuja de gas irá desapareciendo.

Algunos aspectos importantes que deberá tener en cuenta el paciente en este caso son:

  • Debe permanecer boca abajo siempre que pueda, aunque esté de pie, sentado, comiendo, caminando o durmiendo.
  • En algunas de estas situaciones puede necesitar ayuda de otra persona y también es posible emplear equipos específicos que favorezcan la comodidad, como sillas para sentarse boca abajo, almohadas o espejos especiales.
  • Deberá abstenerse de volar en avión, bucear, subir a montañas o a lugares de mucha altitud hasta que la burbuja de gas desaparezca.

¿Qué recomendaciones generales debe seguir un paciente operado de desprendimiento de retina?

  • Es habitual notar algún tipo de dolor o molestia
  • El paciente deberá acudir a todos los controles postoperatorios con su médico para vigilar su evolución.
¿Sabías que...?

Existen diferentes tipos de desprendimientos de retina que se clasifican en función de sus causas.

Más del 95% de los desprendimientos de retina evolucionan favorablemente si se realiza un diagnóstico y un tratamiento adecuado y precoz

Preguntas frecuentes

La duración del reposo dependerá de la técnica quirúrgica utilizada. En el caso de la fotocoagulación y la crioterapia será de 7-10 días. En el resto de los tipos de cirugía, puede llegar hasta tres semanas o un mes.

En general, se recomienda estar de baja laboral durante el primer mes después de un desprendimiento de retina. En algunos casos, el paciente podrá reincorporarse antes a su actividad laboral, dependiendo del tipo de trabajo o de esfuerzo físico que deba realizar. La situación debe ser valorada por el oftalmólogo especializado en retina.

Las restricciones para los viajes en avión se aplican a los pacientes a los que el cirujano ha aplicado una burbuja de gas dentro del globo ocular.

Mientras el paciente siga teniendo ese gas dentro del ojo no podría viajar en avión o acceder a zonas montañosas ya que, debido al cambio de altitud, la burbuja del gas intraocular podría expandirse y provocar una fuerte subida de la tensión ocular.

De forma general, se recomienda que después de un desprendimiento de retina se eviten los esfuerzos físicos importantes durante el primer mes.

Dependiendo de la técnica quirúrgica empleada, puede introducirse la práctica deportiva a partir de las 3-4 semanas.

Los siguientes síntomas son factores indicativos para acudir a urgencias después de un tratamiento para el desprendimiento de retina:

  • Empeoramiento o pérdida repentina de la visión, tanto del campo como de la agudeza visual.
  • Dolor intenso en el ojo.
  • Aparición de síntomas de infección:
    • Pus o secreción espesa.
    • Enrojecimiento o hinchazón.
    • Fiebre.
  • Cambios en la visión: nuevas moscas volantes o destellos luminosos.

Este contenido ha sido elaborado por la Dra. Marta S. Figueroa

Oftalmóloga especializada en Retina Quirúrgica y Retina Médica. Directora de la Unidad de Retina y del Área de I+D de Retina de Clínica Baviera. Jefa del Departamento de Retina del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

La Dra. S. Figueroa cuenta con una amplia experiencia asistencial, quirúrgica, investigadora y docente en el ámbito de las patologías de retina, especialmente en lo que respecta al tratamiento de los desprendimientos de retina, la retinopatía diabética, los traumatismos oculares, la cirugía macular y la DMAE. Ha publicado más de 150 artículos científicos en revistas nacionales e internacionales y 12 libros Es Profesora Asociada en la Universidad de Alcaláde Henares desde 1991.

Ver CV