Presbicia:
¿Qué es?

“Ahora lo veo todo con más claridad”

La presbicia o vista cansada es la principal anomalía visual que afecta a los españoles mayores de 40 años y su incidencia va en aumento.

Charo Pérez solucionó su problema
de vista cansada en Clínica Baviera.


Para saber qué es la presbicia (o vista cansada) debemos comprender que el ojo normal, en reposo, está adaptado para la visión lejana.

Cuando se requiere la visión de objetos próximos: un libro, la pantalla del móvil, la carta de un restaurante… el ojo debe cambiar de foco realizando un esfuerzo conocido como acomodación.

Este esfuerzo de acomodación lo realiza el cristalino, que es la lente natural del ojo humano.

“Se estima que, en la actualidad, el 81% de la población española de más de 45 años y el 98% de los mayores de 65 años padece presbicia, lo que supone unos 17 millones y medio de personas que sufren vista cansada en España”

En condiciones normales, la imagen penetra en el ojo a través de la córnea y del cristalino hasta proyectarse en la retina mediante un proceso conocido como refracción. Desde la retina, la imagen se transmite al cerebro a través del nervio óptico. El cristalino es una lente natural que forma parte del sistema ocular. Se encuentra detrás del iris y, gracias a la ayuda de los músculos y ligamentos que lo rodean, sirve para enfocar las imágenes como hace el zoom de una cámara. Con el paso de los años, el cristalino y los músculos y ligamentos que lo rodean van perdiendo su elasticidad y, con ello, su capacidad de acomodación, lo que provoca, inevitablemente, la presbicia o vista cansada, que se manifiesta en la imposibilidad de ver nítido de cerca. Esta elasticidad no se pierde “de golpe”, sino que se va reduciendo progresivamente a partir de los 40 ó 45 años y durante unos 10 años hasta perderse totalmente. En este momento, el paciente necesitará gafas o lentillas para ver los objetos cercanos.

La presbicia o vista cansada es la principal anomalía visual que afecta a los españoles mayores de 40 años y su incidencia va en aumento. Dentro de 10 años, más de la mitad de los españoles padecerán esta patología, debido a un incremento de la esperanza de vida, a las mejores condiciones sanitarias y al progresivo envejecimiento de la población.

En la actualidad, los oftalmólogos emplean dos opciones de tratamiento para la presbicia o vista cansada: la implantación de una lente intraocular multifocal de última generación y el tratamiento con láser (visión combinada).