FACOEMULSIFICACIÓN

CIRUGÍA DE CATARATAS

Actualmente, la facoemulsificación es el método más avanzado para el tratamiento definitivo de las cataratas. Consiste en la utilización de ultrasonidos para disolver y extraer el cristalino deteriorado, para sustituirlo por una lente intraocular artificial que hace su misma función, que dura toda la vida y no pierde transparencia.

Cuanto antes, mejor

En contra de la creencia popular, la cirugia de cataratas es más sencilla, si las cataratas no están formadas del todo. Una vez realizado este procedimiento, el paciente puede irse a casa por su propio pie, con el ojo destapado y su recuperación visual será muy rápida.

“El paciente puede irse a casa por su propio pie, con el ojo destapado y su recuperación visual será muy rápida.”

Ventajas del tratamiento de facoemulsificación en Clínica Baviera

  • Sin listas de espera.
  • Es ambulatoria. No precisa ingreso hospitalario.
  • Anestesia tópica (con gotas y sin pinchazos).
  • Procedimiento rápido.
  • No precisa puntos de sutura.
  • La visión se recupera en minutos.
  • Independencia inmediata. El paciente vuelve a casa por su propio pie.
  • Pocas molestias en el post-operatorio.

Tras la operación de cataratas, la visión vuelve a ser totalmente normal y nítida. En la misma intervención también se puede corregir cualquier problema refractivo del paciente, como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la vista cansada (presbicia).

CATARATAS Y VISTA CANSADA

Tras una intervención de cataratas en la que se sustituya el cristalino por una lente nanofocal, el paciente normalmente necesita gafas, bifocales o progresivas, para poder leer y enfocar objetos cercanos porque además de cataratas antes del tratamiento padecía vista cansada (presbicia). Si la lente por la que sustituimos el cristalino durante la facoemulsificación es una lente intraocular multifocal podemos, no sólo eliminar las cataratas, sino ofrecer a los pacientes un rango de visión completo, desde leer un libro hasta ver la televisión, sin necesidad de gafas y para siempre. En Clínica Baviera empleamos lentes multifocales de última generación.