Icono Glaucoma

OJO VAGO O AMBLIOPÍA

¿Qué es el ojo Vago?

El ojo vago o ambliopía se produce cuando, sin existir ninguna alteración en las estructuras del ojo, se manifiesta una disminución de la agudeza visual debido a diferentes causas. Es decir que la agudeza visual del ojo que se considera ambliope o vago no llega al 100% aún utilizando la mejor corrección óptica y sin que se detecte alguna enfermedad que pueda ocasionar este problema.

Generalmente, la ambliopía se manifiesta en un solo ojo, aunque puede afectar a los dos y suele venir provocada por la falta de estimulación visual adecuada durante el periodo crítico del desarrollo visual. El ojo vago es una patología que se suele diagnosticar y tratar en la infancia aunque si no se detecta a tiempo o si el tratamiento no es el adecuado se puede prolongar durante toda la edad adulta sin posibilidad de corrección.

CAUSAS DEL OJO VAGO

La ambliopía u ojo vago es el motivo más frecuente de pérdida de visión entre los niños y jóvenes en los países desarrollados y afecta, aproximadamente, al 3% de la población.

El ojo vago se produce cuando uno de los dos ojos se utiliza menos que el otro como consecuencia de que el paciente padece estrabismo(cada ojo mira en una dirección) o cuando el paciente tiene una gran diferencia de graduación entre un ojo y otro, lo que se conoce como anisometropía (un ojo domina y el otro se deja de utilizar). Es muy importante corregir este defecto visual a tiempo (antes de los seis años), ya que si se deja pasar, el paciente puede llegar a perder completamente la visión del ojo que no utiliza.

EL TRATAMIENTO

La ambliopía u ojo vago se trata mediante gafas con una graduación adecuada y oclusiones del ojo dominante (parches sobre el ojo “bueno” con el que se ve bien) para forzar la actividad del ojo afectado. Aunque el tratamiento fundamental para la corrección de la ambliopía es la oclusión con parches, existen otras alternativas como la dilatación de la pupila del ojo bueno con atropina o el uso de laca o plásticos sobre el cristal de la gafa para ocluir el ojo bueno. En el tratamiento del ojo vago hay que tener en cuenta que, si no se aplica en el momento adecuado del desarrollo del niño, durante la llamada época de plasticidad cerebral (hasta los 8 años aproximadamente), la pérdida de agudeza visual puede ser permanente e irreversible. Por el contrario, si el tratamiento se aplica en el momento correcto, la recuperación de la visión suele ser total en la gran mayoría de los casos. Los pacientes tratados de ambliopía suelen recuperar la visión totalmente y desarrollan su vida con normalidad.

LOS RESULTADOS

El ojo vago se produce cuando uno de los dos ojos se utiliza menos que el otro como consecuencia de que el paciente padece estrabismo (cada ojo mira en una dirección) o cuando el paciente tiene una gran diferencia de graduación entre un ojo y otro (un ojo domina y el otro se deja de utilizar). Es muy importante corregir este defecto visual a tiempo, ya que si se deja pasar, el paciente puede llegar a perder completamente la visión del ojo que no utiliza. Los pacientes tratados de ambliopía suelen recuperar la visión totalmente y desarrollan su vida con normalidad.